Blogia
desiree22

DESNUDA DE ALMA¡¡¡¡¡¡

DESNUDA DE ALMA¡¡¡¡¡¡ Desnudar el Alma? siempre pense que seria dificl desnudarse de Alma,pero en nuestro camino nos encontramos con personas que hacen que nos despojemos de todo, incluso de la Dignidad,
Siempre me gustaron los niños-as por su transparencia y supongo que por gustarme tanto, he llegado a contagiarme,Mi Alma se muestra tal y como es y luego me siento con una verguenza increible,,despues pienso
-,,tienes que intentar ser mas madura, y aunque lo intento siempre me quedo con el Alma al aire como la cancion de "Alejandro Sanz"
Y la verdad, casi siempre tengo un desgarro,,,porque hay que tener una coraza aunque sea pequeñita, para no sufrir, para no lastimarse¡¡¡¡
Hoy me he sentido asi, y para esto no hay medicina ni cura,simplemente joderse,,,,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Raul -

¿quien te ha hecho daño a ti?dimelo linda,pero si eres una niña maravillosa.
Tu sabes bien lo que te queremos los que te conocemos "lagunilla", para mi eres un ocenao inmenso

Carlos -

Sabia que eras una mujer especial y ahora leyendote lo confirmo,Nos conocimos hace tiempo y me dejastes admirado de esa capacidad de seduccion tan sutil, y ahora confirmo que eres seductora por dentro y por fuera.
Entrare cada dia querida amiga para conocerte y sorprenderme un poco mas si eso es posible. Hoy no dejare de pensar si un minuto en ti
ENhorabuena guapa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

pitijopo -

Tienes que aprender, como tú dices, a tener una coraza, digamos, transpirable. Que deje pasar las cosas y evite aquella que te desgarran. El problema es descubrir el material con la que debemos construirla. Besitos.

Rafa -

Pasaba por aquí, desde mi correo. Me alegra lo que me cuentas, pero no me atribuyas mucho papel. La medicina sale de ti, por lo que he leído en tu blog.
Provocas sentimientos, porque los tienes, y eso, inevitablemente, va provocando desgarros. Los que llevan armaduras dañan sin hacerse daño, pero seguro que no sonreirían como tú... ni harían sonreir como tú.
Me ha tocado la historia de esa abuela, a la que sólo alguien como tú podría reconfortar en su despedida. Tuvo suerte de no tener a sus hijas cerca, así te tuvo a ti. Desgraciadamente, yo podría contarte historias similares.
Cambiando de tema, yo también ví "Los Puentes de Madison". Fue hace años, cuando hacía el Servicio Militar. Teníamos un video en las instalaciones y el día de Nochevieja fui a alquilar una película para todos. La escogí, y mis compañeros casi me mantean. En el fondo, tenían razón, una película así, en una noche como esa, lejos de sus familias, corrían serio peligro de llantina incontrolable, y eso no queda bien cuando estás vistiendo el uniforme patrio. La vimos dos días después.
Bueno, cordobesa, lo dicho, que me alegro.
Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres